PublicDomainPictures / Pixabay

Instagram se ha convertido en la plataforma predilecta de los padres para grabar y compartir cada momento significativo, cada logro, cada paso y cada palabra que dicen sus bebés, haciendo que sus perfiles estén llenos de miles de fotos de sus hijos. Es bastante lindo ver como los padres se entusiasman con sus hijos y las imágenes que comparten. Pero hay un padre que fue más allá, que no quiso repetir la formula de Instagram y prefirió hacer algo un poco más científico y detallado.

El padre, Jon Jivan registró en una hoja de cálculo cada palabra nueva que aprendía su bebé desde que su nacimiento hasta cuando cumplió 2 años de edad. Luego tomó todos esos datos y creó un gráfico que nos ayuda a visualizar detalladamente los estadios lingüísticos que alcanzaba su hijo.

Jivan compartió los gráficos en Reddit, una red social muy popular en Estados Unidos, y en su post explicó la metodología que empleó. Para almacenar las palabras utilizó las hojas de calculo de Google Sheets porque tiene una versión movil que permite ingresar los datos desde cualquier lugar sin tener que estar sentado en una computadora tradicional. Las primeras 10 palabras fueras extraídas de grabaciones de su hijo –¿Instagram?– y las 90 palabras restantes las apuntó el mismo día en que su hijo las dijo. Todas las palabras fueron escuchadas tanto por él como por su esposa y las registraban aun cuando su hijo no las pronunciaba correctamente. Jivan explica que hay muchas palabras que la gente no pronuncia bien incluso cuando son adultos. Esta claro que el proceso no es estrictamente riguroso, pero es muy interesante ver cómo se plasman los datos en el gráfico con la web Tableau.

Los tres primeros años de vida es el periodo más importante e intensivo en la adquisición de las habilidades del habla y lenguaje verbal de los niños. Es durante este periodo cuando su cerebro está más capacitado para absorber el lenguaje al que se exponen a través de imágenes, sonidos y el habla de sus familiares y cuidadores.

Los bebés aprenden rápidamente a comunicarse. A través de su llanto logran obtener contención, alimentación y compañía y luego aprenden a diferenciar los sonidos de su entorno y de sus seres significativos como el de la madre y padre y los 6 meses de edad, los bebés son capaces de reconocer los sonidos básicos de su lengua materna.

Gracias a la tecnología digital hoy cualquier padre puede hacer algo similar con las palabras o conductas que vayan desarrollando sus hijos. Creo que después de esto muchos padres van a intentarlo también.

Fuente: National Institute of Health

Comparte tu opinión