Kids - Pexels

Como hemos referido en un artículo anterior de Psyciencia, El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), que tiene una prevalencia de alrededor del 5%, es uno de los diagnósticos más discutidos y de los que se pone en duda su existencia como entidad nosológica. Este número ha venido aumentando por décadas. Por ejemplo, Suecia vio que los diagnósticos de TDAH entre personas de 10 años de edad aumentaron más de siete veces entre 1990 y 2007. Picos similares han sido reportados en otros países, incluyendo Taiwán y Estados Unidos, lo que sugiere que puede que este sea un fenómeno universal. De hecho, teniendo en miras la medicación de TDAH dispensada como elemento de medición de prevalencia del TDAH, estudios del Reino Unido muestran un incremento incluso más pronunciado.

¿Significa esto que actualmente más personas tienen realmente TDAH, en comparación con el pasado? No necesariamente. Por ejemplo, mayor conciencia de médicos, docentes y padres podría simplemente haber capturado más pacientes que previamente podrían haber estado “bajo el radar”. Tal cambio en la conciencia o en el comportamiento de diagnóstico podría haber aumentado la tasa de diagnósticos de TDAH sin que necesariamente más personas tengan TDAH clínico. Sin embargo, si esta no es la explicación completa, entonces quizás los síntomas de TDAH realmente se han vuelto más frecuentes o severos a lo largo de los años. Un nuevo estudio publicado en The Journal of Child Psychology and Psychiatry de Suecia, que contó con más de diecinueve mil participantes, nos provee una respuesta preliminar.

SPONSOR EXCLUSIVO

Los investigadores, dirigidos por Mina Rydell del Karolinska Institutet, examinaron datos de participantes de un estudio de gemelos en curso, en Suecia, que empezó en el año 2004 y apunta a estudiar su salud física y mental, con varias medidas tomadas el año en que los niños cumplen 9 años de edad.

Específicamente, los investigadores analizaron los resultados de A-TAC (por sus siglas en inglés: Autismo-Tics, TDAH y otras Comorbilidades) de 19.271 niñas y niños provenientes de 9.673 familias, registrados entre los años 2004 y 2014. A-TAC es una entrevista telefónica en la que se le pregunta a los padres sobre el comportamiento y la salud mental de sus hijos, incluyendo subescalas enfocadas en déficits de atención e hiperactividad. Las preguntas son sobre síntomas sin mencionar categorías de diagnósticos y la redacción se ha mantenido igual a lo largo de los años. Una pregunta típica es “¿Tiene dificultades para mantener sus manos o pies quietos o no puede permanecer sentado/a?”

Los investigadores usaron los resultados de A-TAC para clasificar la proporción de niños y niñas en diferentes años con TDAH diagnosticable, TDAH subliminal o, sin TDAH. Es importante tener presente que instrumentos como A-TAC se limitan a evaluar la gravedad de ciertos síntomas y no se pueden usar para diagnosticar niños con TDAH (sólo médicos y expertos de la salud mental pueden diagnosticar a alguien). Por ejemplo, si un niño entrara en la categoría de TDAH diagnosticable, significaría que la severidad de sus síntomas de TDAH podrían resultar en un diagnóstico por parte de un especialista, pero esto no podría darse por asegurado. Los autores calcularon los cambios en estas categorías, así como en la media de los resultados de A-TAC, comparando en el tiempo los resultados de las entrevistas de los padres de 1995-1998, 1992-2002 y 2003-2005.

A lo largo del periodo de estudio de 10 años, 2.1 por ciento de todos los participantes (n=406) mostró TDAH diagnosticable y 10.7 por ciento (n=2058) mostró TDAH subliminal. Algo interesante es que no hubo incremento estadístico significativo en la prevalencia del TDAH diagnosticable a lo largo del tiempo, fluctuando en cerca de un 2 por ciento en la mayoría de los años. Por otro lado, la prevalencia del TDAH subliminal se incrementó significativamente desde el 2004 al 2014, cuando llegó a su pico de 14.76 por ciento. La media de los resultados de TDAH y los resultados de las subescalas de inatención/hiperactividad-impulsividad también mostraron un incremento similar desde 1994 a 2004.

el Registro Nacional de Pacientes mostró que la prevalencia del TDAH diagnosticado por médicos se había incrementado más de cinco veces, lo que es inconsistente con el estudio, que encontró que el TDAH diagnosticable no vió un incremento similar

Los cambios en los síntomas a lo largo del tiempo probablemente no se deban a cambios durante el estudio en el estatus de las familias de los gemelos que aceptaron tomar parte en la investigación y aquellas que no. Los investigadores accedieron al Registro Nacional de Pacientes y este mostró que mientras los participantes del estudio de gemelos diferían entre no participantes en términos de tener menos diagnósticos de TDAH, esta diferencia no cambió a lo largo de los años del estudio, sugiriendo que no era probable que explicara los resultados. Quizás más importante, el Registro Nacional de Pacientes mostró que la prevalencia del TDAH diagnosticado por médicos se había incrementado más de cinco veces desde 2004 a 2014, lo que es inconsistente con el hecho de que el estudio de gemelos encontró que el TDAH diagnosticable no vió un incremento similar.

Mientras la tasa de diagnóstico clínico de TDAH se incrementó durante el periodo del estudio, los hallazgos de estudio de gemelos sugieren que solo formas más suaves de síntomas relacionados al TDAH se volvieron más frecuentes entre la población durante los mismos años. Esto sugiere que el número de personas que tienen síntomas severos de TDAH que ameritan un diagnóstico ha permanecido estable, y que otros factores son probablemente la fuerza detrás del incremento de la prevalencia del TDAH. Si bien es especulativo, esto podría estar relacionado a cambios en la conciencia entre los padres, docentes y médicos; normas sociales o médicas; o mejor acceso a cuidados de salud.

Hay varias advertencias que necesitan ser tenidas presentes cuando se interpretan estos hallazgos. Por ejemplo, como se mencionó, A-TAC está basado en los reportes de los padres, que pueden no ser la fuente de información más adecuada. De hecho, un diagnóstico de TDAH requiere alteraciones de los síntomas en al menos dos contextos diferentes, como la escuela y la casa. Por el hecho de que sólo se estudió a gemelos, tampoco es claro si estos resultados también se aplican a niños y niñas sin hermanos. Un argumento similar puede hacerse respecto de la edad de los participantes.

Teniendo sus limitaciones en cuenta, este estudio resalta un punto importante proveyendo una explicación alternativa para el incremento de los diagnósticos de TDAH. Esto demuestra los efectos que los cambios en las opiniones sociales, políticas o médicas pueden tener en la prevalencia de una enfermedad.

Considerando que es probable que más diagnósticos vayan de la mano con más medicación (potencialmente innecesaria), este estudio dará material para reflexionar a los médicos y políticos que toman las decisiones.

Referencia del estudio: Mina Rydell, Sebastian Lundström, Christopher Gillberg, Paul Lichtenstein, Henrik Larsson. Has the attention deficit hyperactivity disorder phenotype become more common in children between 2004 and 2014? Trends over 10 years from a Swedish general population sample. https://doi.org/10.1111/jcpp.12882

Fuente: The British Psychological Society

2 COMENTARIOS

  1. Escelentes investigaciobes, cada dia me permiten ofrecer con calidez y fundamentacion mi apoyo a mis amados congeneres….Gracias

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.