En el año 2006 el New York Times publicó la historia del talentoso pintor estadounidense, William Utermohlen, quien fue diagnosticado en 1995 con el mal de Alzheimer y decidió autoretratarse para intentar comprender lo que le estaba pasado.

En sus pinturas se puede ver el terrible efecto de la demencia sobre capacidad de pintar y como iba perdiendo la capacidad de reproducir las perspectivas y los detalles. Según su esposa y sus medicos, por momentos parecía consciente de las fallas técnicas que hacia en su trabajo, pero no podía encontrar la manera de corregirlos.

Sponsor exclusivo:

Bruce Miller es un neurólogo de la Universidad de California, que ha estudiado la creatividad de las personas con enfermedades del cerebro y en una entrevista con el mismo diario, explicó:

¨El Alzheimer afecta el lóbulo parietal derecho, el cuales es importante para la visualización interna y luego ponerla en un lienzo. A medida que la enfermedad empeora: ¨El arte se vuelve más abstracto, las imágenes más borrosas y vagas, más surrealistas. A veces hay uso de color hermoso, sutil “.

Los retratos son muy conmovedores.

Artículo relacionado:
Autismo e interacciones sociales: el impacto de un simple pedido de juego

1967 – Antes del diagnóstico de Alzheimer

William Utermohlen 1967
William Utermohlen 1967

1996

William Utermohlen 1996
William Utermohlen 1996

1996

William Utermohlen 1996 2
William Utermohlen 1996

1997

William Utermohlen 1997
William Utermohlen 1997

1997

William Utermohlen 1997 2
William Utermohlen 1997

1998

William Utermohlen 1998
William Utermohlen 1998

1999

William Utermohlen 1998 2
William Utermohlen 1999

2000

William Utermohlen 2000
William Utermohlen 2000

Tristemente William Utermohlen murió en el año 2007, pero puedes apreciar sus trabajos en su blog personal.

Fuente: New York Times
Via: Quecosas