Abuelos ausentes, abuelos intrusivos, abuelos negativos, abuelos exigentes, abuelos criticones; a veces los abuelos pueden representar verdaderos desafíos, pero lo cierto es que su relación con los nietos es de vital importancia. Por eso el Dr. Heller aporta sugerencias interesantes para enfrentar las situaciones problemáticas que se pueden dar en la relación padres-abuelos:

Al margen de todas las bromas sobre las suegras, los momentos que se pasan con los abuelos son con frecuencia, los recuerdos más bonitos de la niñez. Es una pérdida significativa para aquellos desafortunados niños que tienen que crecer lejos de sus abuelos y ser limitados a contactos ocasionales. Además, en las agendas familiares frenéticas de hoy en día, tener a los abuelos como recurso puede ser muy útil. No obstante, desdichadamente es muy común ver a las parejas luchar, en parte por causa de un abuelo/a intrusivo.

Uno de los primeros pasos para crear un matrimonio fuerte requiere que la pareja forme un vínculo más fuerte entre ellos que el existente entre un cónyuge y sus padres.

El desafío puede variar desde un cónyuge que es muy unido a un padre hasta uno que no es unido pero tiene una relación compleja con un padre o una madre problemático/a.

Abuelos intrusivos

Una pareja recientemente describió a una abuela contradiciendo sus consejos para el hijo mientras el niño se quedaba allí sintiéndose confundido. No es de extrañar que esto haya pasado en varias ocasiones. Es la abuela materna, así que la esposa se siente responsable, pero cuando le dice algo a su madre, ésta le da la típica respuesta de “me has herido” y termina sintiéndose muy culpable. Además, odia poner a su madre en su lugar en frente de su nieto.Pero si no hace nada, aparece en escena el enojo del esposo y eso frecuentemente resulta en conflictos con el. La esposa se siente atrapada.

Usualmente ella respondía diciéndole simplemente a su madre que lo que acababa de hacer estaba mal. Esto terminaba con una abuela sintiéndose no respetada, herida y no querida. Una alternativa es enfocarse en otros dos puntos. “Mamá, puede que me equivoque pero tu me conoces, a veces solo se puede aprender de la manera difícil. Me temo que me vas a tener que dejar cometer mis propios errores.” Esto enfatiza el más amplio concepto de que hay pocas formas claras y correctas con los padres y cada familia tiene que descubrir, mediante ensayo y error, lo que funciona mejor para ellos. Esto habilita a los padres a persistir en sus consejos hacia el niño sin decirle a la abuela que está equivocada.

En otra conversación, remarque que ser un abuelo/a es un rol muy especial que usted quiere que su padre cumpla en la vida de su hijo. Los abuelos pueden y deben “mimar” a sus nietos. Ellos son compinches, que pasan muchos momentos especiales y divertidos juntos.

De hecho, muchas veces los abuelos que no son especialmente cálidos y amorosos con sus propios hijos, pueden serlo con sus nietos (si, eso a menudo causa un poco de dolor en el padre o la madre, quién desearía haber recibido ese tipo de amor de niño/a). Los padres tienen que hacer malabares entre ser autoritarios y ser amigos pero los abuelos puede enfocarse solo en ser amigos y empaparse de la alegría de sus nietos sin el estrés.
Concentrarse en estos puntos clave muchas veces permite a los padres ayudar a reducir la intrusión de los abuelos sin heridas ni sentimientos de culpabilidad.

Artículo relacionado:
Pensamiento ruminativo y depresión en adolescentes: hallazgos importantes

Abuelos que critican los métodos de sus hijos

Otra fuente de tensión es cuando la abuela materna critica los métodos de crianza de su hija en conversaciones privadas. Esto es un problema especialmente cuando el niño presenta algún comportamiento desafiante (por ejemplo, hiperactividad) o actúa en formas que “¡nunca hubieran estado permitidas cuando tu eras un/a niño/a!” Usualmente esto ocurre como parte de una larga historia de una hija que siente que cualquier cosa que hiciera nunca era suficientemente buena para ganar las alabanzas (¿amor?) de su madre. Nótese que, si bien es mucho más común que sea una cuestión madre-hija, también puede ser un conflicto padre-hija. Raramente es un problema padre-hijo, al menos en términos de interferencia directa. Este último es mas probable que sea un asunto de hijos varones desconectados de sus padres.

Ser un padre seguro en vista del criticismo de su padre/madre es un desafío. Ayuda cuando se tiene el apoyo de su esposo/a y/o amigos. Pero cuando las raíces de esta negatividad corren profundo, puede ser difícil no caer víctima de “creer” que las críticas hechas por el padre o la madre son válidas. Aquí es frecuentemente de ayuda buscar un terapeuta que te permitirá desafiar internamente percepciones negativas de ti mismo y desarrollar seguridad en cuanto a tus habilidades como madre o padre.

Abuelos con poco interes en sus nietos

Al otro lado del espectro están los abuelos que no parecen muy interesados en ser abuelos. Raramente están dispuestos a cuidar de los niños y no visitan muy seguido. Los niños muchas veces notan esto y pueden incluso empezar a realizar algunos comentarios negativos sobre sus abuelos. Aunque esto es muy frustrante, la realidad es que no hay mucho que uno pueda hacer. Usualmente animo a los padres a facilitar esos pocos tiempos en los que prácticamente insisten en tener algún contacto pero mayormente uno tiene que aceptar este rol limitado. La clave aquí es que el esposo/a no produzca “roces” y no permita que se convierta  en un asunto delicado en el matrimonio.

No permitir que las cuestiones con los abuelos impacten negativamente en el matrimonio es el aspecto más importante de todos los discutidos aquí.

Dejar a los niños con los abuelos para tener momentos de privacidad

Otro problema común es el deseo de tener algún tiempo privado cuando se visita a los abuelos. Uno de los beneficios de visitar es la oportunidad de dejar a los niños con sus abuelos e irse solos como pareja a algún lugar. Muchos abuelos aman la oportunidad de tener a los niños solos, pero algunos ponen reparos.
Usualmente recomiendo que se le diga a los abuelos cuando la visita esta siendo planeada que usted y su esposo/a tienen la intención de irse por unas horas (en una visita corta) o durante la noche (en una visita más larga). Esto necesita ser manejado por el padre que esta conectado biológicamente. La clave es presentarlo de manera firme y resuelta y no ser arrastrado a sentirse culpable si los abuelos hacen algún comentario negativo sobre esto.

Artículo relacionado:
Disciplina y los padres solteros

Estos momentos de privacidad son tan importantes para construir un matrimonio fuerte que debería valer algunas quejas por parte de los abuelos.

Abuelos negativos

Algunos cónyuges se quejan sobre interactuar con un padre que es siempre negativo. Las conversaciones telefónicas o las visitas están llenas de quejas sobre salud, falta de atención suya, problemas en el vecindario, historias negativas sobre “tu padre” y la insistencia en que usted no suena muy feliz y/o saludable. Esto hace que el contacto no sea placentero para usted, incluso si el tiempo que pasa con los niños va bien (hasta que el abuelo/a habla con usted y le expresa su preocupación sobre los niños).

¡Una de mis sugerencias favoritas cuando esto pasa es concordar con el padre! El típico escenario es tratar de convencer al padre de que todo está bien. No funciona. Solo hace que el padre sienta como que usted no está escuchando y lo convence de que usted solo está tratando de esconder las malas noticias. En su lugar, esté de acuerdo con las preocupaciones negativas y trabaje con ellas.

Si, me siento cansada/o y bajoneado. Si, estoy preocupada de que me despidan en el trabajo. Si, los niños deberían estar trabajando más en la escuela. La idea es ser tan negativo como lo es su padre o madre. Eso no es lo que quieren escuchar y la reacción típica es la de acortar la conversación e incluso empezar a ser menos negativos en futuras charlas. Inténtelo, funciona.

Resumiendo

Los puntos claves para lidiar con situaciones problematicas con abuelos/as:

1) No se debe permitir que la situación abra una brecha entre los cónyuges.
2) El cónyuge biológico necesita tomar las riendas en el abordaje directo del problema.
3) Trate de aligerar el problema y de manejarlo de una manera más relajada e incluso con humor.

La meta es tratar de hacer posible que sus hijos pasen algun tiempo de calidad con sus abuelos. Sus problemas con sus padres necesitan ser apartados del camino.

Puedes leer el artículo original en inglés aquí.

Imagem: Themotherco

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.