paulabassi2 / Pixabay

Se suele pensar que las distracciones son algo de lo que te tenés que deshacer cuando estudias para un examen o algo similar. Sin embargo, una nueva investigación sugiere que, si el ambiente donde vas a tomar el examen tiene distracciones, tal vez simularlas mientras estudias podría ayudarte a recordar mejor.

Los psicólogos sabemos que las cosas que aprendemos en un contexto pueden no ser recordadas en otro. Un ejemplo de esto son los resultados de una famosa investigación que encontró que las palabras aprendidas mientras se bucea se recuerdan mejor cuando estas bajo el agua.

Las palabras aprendidas mientras se bucea se recuerdan mejor cuando estas bajo el agua

Ahora los psicólogos de la Universidad Brown sugieren que algo similar pasa con las distracciones. Ellos entrenaron a 48 personas para pegarle a un objetivo en la pantalla de una computadora utilizando con un wonky touch pad y luego evaluaron la habilidad de acertar rápidamente en el blanco.

Tanto durante el entrenamiento como en la evaluación, los participantes eran elegidos al azar para realizar una segunda tarea que los distraería: contar letras en una pantalla.

Aquellos a quienes se les distrajo solo una vez se desempeñaron pobremente en la evaluación, pero aquellos que habían hecho la tarea de contar letras durante el entrenamiento y la evaluación se desempeñaron tan bien como aquellos que no habían recibido la tarea distractora en ninguna instancia, de acuerdo con los resultados que se publicaron en Psychological Science.

Bajo las circunstancias adecuadas, las distracciones podrían ser tus aliada. Si la vida te da limones…

Fuente: Scientific American