Un videojuego desarrollado por investigadores del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King’s College London y la Universidad de Roehampton parece haber encontrado una forma divertida de ayudar a pacientes con esquizofrenia que no responden a los medicamentos.

Según los investigadores, entrenarse con el videojuego (que consiste en aterrizar un cohete) puede controlar la parte del cerebro relacionada con las alucinaciones verbales mejorando la calidad de vida de los pacientes.

Si bien este es un estudio piloto y los resultados deben ser confirmados, se sabe que las personas con esquizofrenia tienen una corteza auditiva más activa, lo que significa que son más sensibles a los sonidos y las voces. En este caso, el estudio se realizó cuando el videojuego estaba conectado a la región del cerebro sensible al habla y las voces humanas.

Una oportunidad para mejorar la vida de miles de personas

Los 12 pacientes con esquizofrenia que participaron del estudio experimentaron alucinaciones verbales desagradables y amenazantes todos los días, un síntoma común de esta condición. Para tratar de mejorar su calidad de vida, se les pidió que jugaran un videojuego mientras se encontraban en un escáner MRI, usando sus propias estrategias mentales para mover un cohete computarizado.

Natasza Orlov, del King’s College London, explica que los pacientes saben cuándo están a punto de comenzar a escuchar voces, así que el objetivo del estudio era darles la posibilidad de aplicar un método que pudiera ayudarlos a disminuir o detener por completo estas voces cuando surgieran.

Los resultados preliminares son prometedores, ya que todos los pacientes, que probaron cuatro turnos en el escáner de MRI, experimentaron una disminución en sus voces y fueron más capaces de lidiar con ellas.

Ahora, los investigadores planean realizar un estudio controlado aleatorio para probar este método en una muestra más grande.

Fuente: Mad In America; King’s College London

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.