«El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta’- sino el mito que es persistente, persuasivo e irreal. Con demasiada frecuencia nos aferramos a los clichés de nuestros antepasados. Sometemos todos lo hechos a un conjunto de interpretaciones pre-fabricadas. La creencia en los mitos nos da la comodidad de la opinión sin la incomodidad del pensamiento.”

 J.F. Kennedy

Antes de empezar, querido lector quiero que sepas que este artículo no es uno más de los clásicos sobre mitos de la psicología, pocos sitios y revistas de psicología en español han enumerado estos mitos y creo que aprenderás algo valioso con este corto artículo.

En el año 2009 Scott Lilienfeld, Steven Jay Lynn, John Ruscio y Barry Beyerstein publicaron uno de los mejores libros que he leído. Se llama “Los 50 grandes mitos de la psicología popular”, y en él los autores se toman el trabajo de investigar y refutar cada una de estas creencias ampliamente difundidas.

Pero para nuestro formato online, presentar una lista de 50 mitos sería muy extenso y probablemente te canses antes de terminarla, por eso nos hemos basado en la lista resumida de 10 mitos que confeccionó la revista Real Clear Science:

 1. Los mensajes subliminales funcionan

mensajes subliimales

Seguramente esto lo has escuchado muchas veces: los agentes publicitarios o músicos están enviando mensajes subliminales a través de tu pantalla o de tus auriculares, que pueden cambiar la manera en que actúas y piensas. Pero la verdad es que los mensajes subliminales no funciona.

Los estudios de laboratorio controlado han encontrado que los mensajes subliminales no afectan a las preferencias de voto o consumo de los sujetos participantes. Cuando esto se probó fuera del laboratorio se encontró que los mensajes subliminales fallaron espectacularmente.

Específicamente en 1958, la Canadian Broadcasting Corporation informó que probaría los mensajes subliminales en  sus televidentes durante el domingo por la noche. Ellos pasaron rápidamente la palabra “llame ahora” 352 veces a través de un programa y encontraron que no hubo un aumento de las llamadas. Así que quedate tranquilo, los mensajes subliminales no harán que tomes más de esa gaseosa de logo rojo.

2. Hay una epidemia de autismo

autismo-niños

Antes de 1990,  la prevalencia del autismo en Estados Unidos se estimaba en 1 de cada 2500 personas. En el 2007, el promedio era de 1  cada 150 y en Marzo de este año el promedio era de 1 cada 68. Claramente hay una epidemia de autismo dirán algunos, pero los datos nos dicen que en realidad durante las últimas décadas los manuales como el DSM han hecho mucho más fácil diagnosticar este trastorno para los psiquiatras. Cuando en el 2005 un estudio realizado en Inglaterra siguió los casos de autismo entre 1992 y 1998 utilizando los mismos criterios diagnósticos, se encontró que las estimaciones no aumentaron.

3. Solo usamos el 10% de nuestro cerebro

barbey_braingraphic_b

Simplemente no es verdad, si nos vamos a los datos metabólicos, el cerebro es el tejido que más consume energía (20% de nuestra reserva calórica, a pesar de que el cerebro sólo representa el 3% de nuestro peso corporal. Es muy probable que este mito se desprenda de la idea de Williams James, quien dijo que una persona raramente logra alcanzar más del 10% de su potencial intelectual. Así que ya sabes, no le creas a esos “gurús” que prometen ayudarte a liberar el 90% de tu poder cerebral….

4. La Terapia Electroconvulsiva (TEC)  o Terapia de Shock es un tratamiento brutal

electroshok2Imagen: ALT1040

Sin duda cuando hablamos de la TEC nos imaginamos a una persona acostada y atada con electrodos en su cabeza, que sufre de grandes descargas eléctricas. Muchos creen que es un tratamiento cruel y barbárico que pertenece al pasado de la psiquiatría. Pero la verdad es que es un tratamiento que todavía se utiliza y donde los pacientes reciben previamente una anestesia general, que ayuda a relajar los músculos y ocasionalmente una sustancia que previene la salivación. Luego, los médicos implantan los electrodos en la cabeza de los pacientes y le administran descargas eléctricas. Estas descargas inducen convulsiones que pueden durar entre 45 a 60 segundos, aunque el anestésico y el relajante muscular inhibe los movimientos de los pacientes.

Cabe aclarar que al día de hoy no hay consenso sobre cómo funciona la TEC, pero la mayoría de los estudios controlados demuestran que para la depresión severa funciona. En 1999 un estudio encontró que el 91% de los sujetos que recibieron TEC la vieron positivamente.

5. Los polos opuestos se atraen

polos opuestos

La televisión y muchas novelas han difundido la idea de que los polos opuestos se atraen, se casan y viven felices para siempre. Pero la realidad es totalmente diferente. Más de una docena de estudios demuestran que las personas con personalidades similares tienen más probabilidades de atraerse en comparación a las personas con personalidades diferentes. Estos descubrimientos aplican de igual forma para las amistades.

Artículo relacionado:  Definición de la semana: Drogas psicoactivas

6. Los detectores de mentiras son precisos

detector mentiras

Muchos creen que los “Detectores de mentiras” son 99% precisos. Pero en realidad nadie, ni siquiera una máquina puede decir precisamente cuando alguien está mintiendo. Los detectores de mentiras operan bajo el supuesto de que los signos fisiológicos revelan cuándo la gente no está diciendo la verdad. Pero, el polígrafo mide la conductancia de la piel, la presión sanguínea y la respiración y cuando estos signos sobrepasan los niveles normales luego de una pregunta, el operador interpreta que una mentira se ha dicho. Sin embargo, las reacciones fisiológicas no son universales y cuando se aprende a controlar factores como la respiración y la frecuencia cardíaca, entonces es fácil pasar el detector de mentiras.

7. Los sueños tienen significados simbólicos

suenos mitos

Imagen: Paperblog

Sin duda alguna este es uno de los mitos más difundidos. Muchos creen que los sueños pueden revelar verdades ocultas. Es cierto todavía no se sabe con exactitud qué pasa en el sueño, pero la comunidad científica está de acuerdo en que los sueños no son una bola de cristal a tu mente inconsciente.

En cambio la teoría más aceptada y con más apoyo científico sostiene que  los sueños son representaciones confusas de las acciones de nuestro cerebro, donde se intenta ordenar la información y experiencia como un sistema de archivos por ordenación.

Como dice Lilienfeld, la interpretación de los sueños es, como mucho,“fortuita”. “En vez de depender de un diccionario de sueños para predecir el futuro o ayudarle a tomar decisiones en su vida, probablemente sea más sabio sopesar cuidadosamente  los pros y contras de diversos cursos de acción y consultar con tus amigos cercanos y consejeros.”

 8. Nuestra memoria es como una grabadora

recuerdosImagen: Foto Community

La mayoría de las personas cree que nuestro cerebro preserva perfectamente nuestras experiencias pasadas en forma de memorias. Pero en realidad esto no es así.  Hoy en día la comunidad científica está de acuerdo en que nuestra memoria no es reproductiva, o sea, no duplica precisamente lo que experimentamos, sino que es reconstructiva. Lo que quiere decir que cuando recordamos es a menudo una mezcla borrosa de recuerdos que se combina con nuestras creencias, necesidades, emociones y corazonadas.

Como vemos, nuestra memoria es notoriamente falible, y esto es especialmente problemático en los juicios, ya que reiteradas veces el testimonio de un testigo presencial ha provocado falsas condenas a un gran número de inocentes.

Puedes leer nuestro artículo: Cómo funciona la memoria para aprender más sobre la misma.

9. Hacer que tu bebé escuche Mozart lo hará un genio

MozartImagen: Bello Magazine

En 1993 se publicó un estudio en la revista Nature que encontró que los estudiantes universitarios que escuchaban más de 10 segundos de las sonatas de Mozart fueron dotados con un aumento en las habilidades de razonamiento espacial. Estos descubrimientos fueron exagerados por los medios de comunicación (ya que el efecto era efímero) y crearon el Efecto Mozart. Desde entonces se han vendido millones de CDs de Mozart para “mejorar la inteligencia de las personas”. Sin embargo,  los otros estudios que han intentado replicar al estudio original no han encontrado resultados significativos y han ofrecido una explicación sobre los resultados originales:

“Cualquier cosa que aumente el estado de alerta es probable que aumente el rendimiento en tareas mentalmente exigentes, pero es poco probable que produzca efectos a largo plazo sobre la capacidad espacial o  la inteligencia general”. Lilienfeld lo explicó así “Tal vez no sea necesario escuchar a Mozart para mejorar nuestro desempeño; tomar un vaso de limonada o una taza de café también puede hacerlo”. Para más información puedes leer nuestro artículo: ¿El entrenamiento musical mejora la inteligencia de los niños?

10. Algunas personas utilizan más el cerebro izquierdo y otras el derecho

hemisferios cerebr

Imagen: Heart To Earth

Este mito es bastante popular y se explica de la siguiente manera: las personas que usan su hemisferio izquierdo son más analíticas y logicas, mientras que aquellas que usan el hemisferio derecho son más creativas y artísticas.

Pero nuestro cerebro no funciona así.

Es cierto que algunas regiones del cerebro son especializadas en ciertas tareas, pero nuestro cerebro no utiliza solo un hemisferio en preferencia de otro. En realidad utilizamos los dos hemisferios por igual. Esto lo sabemos gracias a las imágenes obtenidas por Resonancia Magnética Funcional.

Puedes leer más información sobre este mito en nuestro artículo: Los hemisferios cerebrales, mitos y verdades.

En el Libro encontrarás toda el material bibliográfico y datos que utilizaron los autores para refutar estos mitos. Puedes adquirirlo en versión digitial en el siguiente enlace:  50 Great Myths of Popular Psychology: Shattering Widespread Misconceptions about Human Behavior.

*Artículos relacionados:

Fuente: Real Clear Science

Imagen: UHV