Photo by Lisa Fotios from Pexels

¿Puede ser bueno para la salud jugar un juego de computadora? Pues, depende del juego: en un estudio (Forman et al., 2019) se utilizó esta vía para entrenar a los jugadores con el fin de que reduzcan el consumo de azúcar y que, de esa manera, pudieran bajar de peso y mejorar su salud.

Según una publicación de la Organización Mundial de la Salud sobre Ingesta de azúcares para adultos y niños (OMS | Ingesta de azúcares para adultos y niños, 2015), “la mala alimentación y la falta de ejercicio físico, se encuentran entre las causas más frecuentes de las enfermedades no transmisibles”, que son la principal causa de mortalidad (68% del total de muertes en todo el mundo), y también son factores de riesgo para la obesidad –un factor de riesgo independiente para muchas enfermedades no transmisibles. “Una ingesta elevada de azúcares libres es preocupante por su asociación con la mala calidad de la dieta, la obesidad y el riesgo de contraer enfermedades no transmisibles.” “Preocupa también la relación entre la ingesta de azúcares libres y la caries dental. Las enfermedades dentales son las enfermedades no transmisibles más prevalentes del mundo y, aunque en las últimas décadas se ha avanzado considerablemente en su prevención y tratamiento, persisten los problemas, que causan dolor, ansiedad, limitaciones funcionales (en particular asistencia a la escuela y rendimiento académico bajos en los niños) y desventajas sociales por la pérdida de dientes.”

Es por esto, y basada en diversas investigaciones científicas, que la OMS recomienda:

  • Una ingesta reducida de azúcares libres a lo largo de toda la vida.
  • Tanto en adultos como en niños, reducir la ingesta de azúcares libres a menos del 10% de la ingesta calórica total (recomendación firme).
  • La OMS sugiere que se reduzca aún más la ingesta de azúcares libres a menos del 5% de la ingesta calórica total (recomendación condicional).

El estudio que comentamos al principio fue dirigido por el Doctor Evan Forman, profesor de psicología en la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Drexel y también dirige el Centro para el peso, la alimentación y la ciencia del estilo de vida (Centro WELL) en Drexel.

Forman señaló que «el azúcar agregada es uno de los mayores culpables del exceso de calorías y también está asociada con varios riesgos para la salud, incluido el cáncer.» «Por estas razones, la eliminación del azúcar agregado de la dieta de una persona produce pérdida de peso y reduce el riesgo de enfermedad».

Como parte de su estudio, los investigadores desarrollaron y evaluaron un juego de «entrenamiento cerebral» dirigido a la parte del cerebro que inhibe los impulsos con la esperanza de que mejore la dieta, específicamente al disminuir el consumo de alimentos dulces.

«Los juegos de ‘entrenamiento cognitivo’, o ‘cerebral’ cerebro «, se han utilizado para ayudar a las personas a reducir los hábitos poco saludables, como fumar», dijo Forman. «También estábamos viendo resultados positivos de los laboratorios que usan programas de entrenamiento en computadoras».

De acuerdo con Forman, esta investigación es la primera en examinar el impacto de este tipo de «entrenamiento de control inhibitorio altamente personalizado y/o gamificado» en la pérdida de peso usando entrenamientos repetidos en el hogar.

El grupo de Forman conceptualizó un juego basado en el entrenamiento cognitivo y trabajó con Michael Wagner, profesor y jefe del departamento de Medios Digitales de la Escuela de Artes y Diseño de Medios Westphal de Drexel, y con un grupo de estudiantes de medios digitales para desarrollarlo en base a un juego de computadora, llamado «Dieta DASH», para los propósitos del estudio.

El juego personalizó automáticamente el entrenamiento para centrarse en los dulces que cada participante solía comer y ajustó la dificultad según lo bien que estaban resistiendo la tentación de los dulces.

El ensayo asignó al azar a 109 participantes que tenían sobrepeso y comían dulces. Los participantes asistieron a un taller antes de comenzar el juego para ayudarles a comprender por qué el azúcar es perjudicial para su salud y para aprender qué alimentos deben evitarse y los métodos para hacerlo.

Jugar el juego les ayudó a perder hasta el 3.1 % de su peso durante ocho semanas

«El taller ayudó a darles a los participantes estrategias para seguir una dieta sin azúcar. Sin embargo, planteamos la hipótesis de que los participantes necesitarían una herramienta adicional para ayudar a controlar los antojos de dulces», dijo Forman. «Los entrenamientos diarios podrían hacer o deshacer la capacidad de una persona para seguir la dieta sin azúcar agregada. Fortalecen la parte de su cerebro para que no reaccione al impulso de los dulces».

Luego, los participantes jugaron el juego en una computadora por unos minutos cada día durante seis semanas y luego otra vez una vez por semana durante dos semanas.

En el juego, los jugadores se mueven lo más rápidamente posible a través de una tienda de comestibles con el objetivo de colocar los alimentos correctos (alimentos saludables) en un carrito de compras, mientras se abstienen de elegir los alimentos incorrectos (su dulce preferido). Los puntos fueron otorgados por artículos correctos colocados en carros.

Para más de la mitad de los participantes, quienes mostraron mayores preferencias hacia los dulces, jugar el juego les ayudó a perder hasta el 3.1 % de su peso corporal durante ocho semanas. Los participantes también indicaron que encontraron la capacitación diaria satisfactoria, que se convirtió en parte de su rutina diaria y que deseaban continuar con el entrenamiento si estuvieran disponibles.

«Los hallazgos del estudio ofrecen apoyo calificado para el uso de un entrenamiento cognitivo computarizado para facilitar la pérdida de peso», dijo Forman.

El estudio también dispuso al azar si los participantes recibieron una versión altamente gamificada (gráficos y sonidos mejorados) o una versión menos gamificada del entrenamiento. Si bien la diferencia entre el nivel de gamificación no importó, en general, si los participantes redujeron el consumo de azúcar y perdieron peso, sí encontraron que los pocos hombres en el estudio reaccionaron mejor a la versión altamente gamificada que las mujeres. El Centro WELL ahora está llevando a cabo una nueva prueba con la versión altamente gamificada de este entrenamiento específicamente para hombres, y está reclutando activamente participantes.

Referencia del estudio:

Artículo relacionado:
¿Es amor o pasión?

Forman, E. M., Manasse, S. M., Dallal, D. H., Crochiere, R. J., Loyka, C. M., Butryn, M. L., … Houben, K. (2019). Computerized neurocognitive training for improving dietary health and facilitating weight loss. Journal of Behavioral Medicine. https://doi.org/10.1007/s10865-019-00024-5

OMS | Ingesta de azúcares para adultos y niños. (2015). Retrieved from https://www.who.int/nutrition/publications/guidelines/sugars_intake/es/

Fuente: Science Daily

Artículos recomendados:

Artículo relacionado:
Guía para profesionales ante chicas adolescentes que sufren violencia de género: saber mirar, saber acoger,saber acompañar

1 COMENTARIO

  1. […] “Se trata de un proceso que tiene que ver con la intención deliberada de los padres de estimular el desarrollo de sus hijos e hijas, enfrentándolos a la situación de realizar una actividad o tarea que esté un poco por encima de sus capacidades, pero sin que llegue a ser frustrante. Los padres se convierten en guías que apoyan la realización de la actividad y van retirándose a medida que el conocimiento se construye y se interioriza. Con ello, madres y padres consiguen estimular las conexiones entre neuronas y por lo tanto, activar el desarrollo cognitivo infantil.”Artículo relacionado:  Entrenamiento cognitivo a través de juego de computadora para mej… […]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.