La adherencia a los tratamientos suele ser algo que cuesta conseguir, pero con pacientes con condiciones crónicas es todavía más difícil y si a esto le agregas las particularidades que caracterizan a una persona que sufre de esquizofrenia, lograr la adherencia parece una misión imposible. Sin embargo, Margarita Tartakovsky resume en este artículo varios métodos que tienen efectividad comprobada a la hora de embarcarse en la tarea de lograr la adherencia al tratamiento en pacientes esquizofrénicos.

Sponsor exclusivo

“La adherencia es uno de los problemas más importantes en el manejo de la enfermedad” de acuerdo con Dawn I. Velligan, doctora y directora de la división de Esquizofrenia y Trastornos Relacionados en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas. Sin embargo, las investigaciones sugieren que al rededor de la mitad de las personas con esquizofrenia no adhieren al tratamiento, dice ella.

“La adherencia es uno de los problemas más importantes en el manejo de la enfermedad” 

La no adherencia tiene consecuencias graves, incluyendo el agravamiento de los síntomas y la hospitalización. “Las probabilidades de recaída para aquellos [pacientes] que toman vs. los que no toman los medicamentos son de aproximadamente 44% y 20% respectivamente,” dice Velligan.

Predictores de la no adherencia:

Cuando se trata de adherir al tratamiento, los individuos con esquizofrenia no son tan diferentes de las personas con otras condiciones crónicas como diabetes o presión alta, dice Velligan. No tomar las medicinas parece ser un problema para todas las condiciones que requieren tratamientos a largo plazo.

La diferencia fundamental reside en que los individuos con esquizofrenia  pueden tener una introspección pobre sobre su enfermedad, lo que los hace más propensos a saltarse el tratamiento. De hecho, la pobre introspección puede ser el mayor predictor de la no adherencia. “Las personas no piensan que están enfermas, o no entienden que cuando los síntomas agudos disminuyen la medicación sigue siendo necesaria,” dice Velligan.

La naturaleza de las esquizofrenia puede complicar la adherencia. Por ejemplo, la consistencia es clave para seguir un tratamiento, pero a las personas con esquizofrenia se les dificulta el seguimiento de una rutina.” No hay un patrón regular de comportamiento que pueda hacer fácil la adherencia” dice Velligan.

La naturaleza de las esquizofrenia puede complicar la adherencia

Estos pacientes también luchan con impedimentos cognitivos, pueden tener la intención de tomar su medicamento pero simplemente olvidarlo. “En estos casos a veces, se pierde hasta la mitad de la dosis, haciendo que la medicación sea menos efectiva,” comenta Velligan.

Pero las consecuencias negativas de parar de tomar la medicación no son obvias para los pacientes . Si el paciente no toma una pastilla, no hay repercusiones inmediatas, dice ella. “Los síntomas pueden no empeorar por días, semanas o incluso meses [lo que] dificulta que la persona haga la conexión entre la adherencia pobre y la rehospitalización,” asegura ella.

Algunos pacientes se saltan dosis o dejan de tomar la medicación por los efectos secundarios. El aumento de peso y los efectos secundarios en el movimiento son especialmente molestos para los pacientes, dice Velligan.

También los pacientes con problemas de abuso de sustancias son menos propensos a adherir al tratamiento, dice ella.

El sistema de servicio mismo puede hacer difícil la adherencia. “Algunas veces se les da a los pacientes citas con un doctor externo después del alta en el hospital, la misma tomará lugar luego de que las prescripciones del hospital se acaben,” informa Velligan.

Estrategias para mejorar la adherencia al tratamiento

La Terapia Cognitivo Conductual es efectiva para aumentar la adherencia al tratamiento. Esta terapia no desafía la resistencia a la medicación que tiene el paciente, en lugar de ello explora por qué la persona no quiere tomar su medicación y lo ayuda a reevaluar sus creencias negativas hacia la misma.

Así mismo, la Terapia Cognitivo Conductual ayuda a los pacientes a identificar sus metas de recuperación y las vincula con la adherencia al tratamiento. Por ejemplo, muchas personas que tienen esquizofrenia toman su medicación por las relaciones, ya sea con su esposo/a o con un miembro de la familia. Para estos sujetos, una meta puede ser una relación de calidad.

La Terapia Cognitivo Conductual incorpora técnicas de la entrevista motivacional para  ayudar a los pacientes a ver un claro vínculo entre la adherencia pobre y la recaída (Si tienes conocimientos de inglés puedes leer este artículo, que provee más información sobre la Terapia Cognitivo Conductual para la esquizofrenia).

Ayúdelo a encontrar un tratamiento efectivo

Recordatorios visuales, como ser signos, listas de chequeo y contenedores de pastillas, facilitan la adherencia. Velligan y sus colegas han usado hasta contenedores de píldoras electrónicos para impulsar a los pacientes y proveerles mucha información importante: “decirle al paciente cuándo tomar la medicación, recordarle la dosis y la razón por la cual toma la medicación, decirles si están tomando el medicamento incorrecto o en el momento equivocado, y descargar datos de adherencia en un servidor seguro para que un cuidador o asistente social pueda hacer el seguimiento de la adherencia, [estos recursos] se están haciendo más abiertamente disponibles.”

Otra opción es la medicación inyectable. Numerosos estudios han mostrado que los antipsicóticos inyectables de largo plazo aumentan la adherencia y disminuyen el riesgo de recaída. Si una persona no aparece para la inyección, el equipo de tratamiento sabe que hay alguna dificultad y puede intervenir oportunamente”, dice Velligan. Otra investigación sugiere que es importante discutir también los beneficios en la adherencia con pacientes que reciben medicación inyectable.

Cómo pueden ayudar los seres queridos:

Cuando alguien con esquizofrenia para de tomar su medicación o se salta otros tratamientos, puede ser frustrante y difícil para los seres queridos. Es común sentirse impotentes. Sin embargo, ellos tienen más influencia de la que creen, dice Velligan. Aquí hay varías formas en las que puedes ayudar:

  • Haz tu apoyo contingente a la adherencia: es común que los seres queridos apoyen a la persona financieramente y le provean de un lugar donde vivir, dice Velligan.
  • Ayúdelo a encontrar un tratamiento efectivo: pon a tu ser querido en terapia y a trabajar con un psiquiatra experimentado, dice Velligan.
  • Establece recordatorios para la medicación: usa contenedores de píldoras, listas de chequeo y señales para hacer que recordar tomar la medicación sea más sencillo, dice ella.
  • Intente la medicación inyectable: “Con una inyección, la persona no tiene que enfrentar la decisión diaria sobre si tomar la medicación y les recuerda todos los días que tienen una enfermedad,” dice Velligan.

Imagen:  randii2015 en Flickr

Comparte tu opinión