La razón por la que no somos capaces de recordar un libro leído hace unos meses, más allá de quizás los puntos generales y alguna frase que nos llamó la atención, es que el empacho de hechos sin entenderlos no se queda en la memoria. Y aún si se queda, no es que sirva de nada saberse el discurso del chofer.

El conocimiento del chofer es idea de Munger. Existen, según él, dos tipos de conocimiento. El primero, es el conocimiento del experto. Lo podemos apreciar en aquellas personas que han comprometido tiempo, dinero y esfuerzo en comprender algún asunto. Lo comprenden porque pueden explicarlo fuera del discurso. El segundo tipo es el conocimiento del chófer, el tipo de conocimiento de la gente que recita palabras que han oído o leído y se las saben de memoria, pero en ningún caso es producto de una profunda y sincera reflexión, sino más bien un espectáculo impostado producto de un corta-y-pega irreflexivo.

Victoria Pérez de Hipertextual escribió este completo artículo que te da las pautas necesarias para leer un libro en serio.

Artículo relacionado:  Cinco estudios psicológicos sobre la música y la memoria

Lee el artículo completo en Hipertextual.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.