Imagen: Reuters

Facebook ha dejado de ser una simple red social. Para muchos es La Internet. Es lo primero que abrimos al despertar y lo último que revisamos antes de dormir. En Facebook obtienes tus noticias (lo más probable es que leas este artículo a través de su news feed), compartes fotos, chateas, debates, miras vídeos, etc.

Pero, durante los últimos años, distintas investigaciones han encontrado que Facebook afecta nuestra percepción de la realidad y hace que nos comparemos con los estados idealizados que publican nuestros amigos. Nos hace pensar que nuestros amigos son más felices que nosotros, que tienen mejores relaciones de pareja, que la comida que comen es mejor que la nuestra y hasta sus sonrisas parecen más lindas.

Sponsor exclusivo:

se encontraron niveles significativamente más altos de satisfacción

Con esta información, el Instituto de Investigación sobre la Felicidad en Copenhagen, realizó una investigación para probar si las personas que dejan Facebook son más felices. Ellos compararon los niveles de felicidad de 1095 personas que usaban Facebook a diario y los dividieron aleatoriamente en dos grupos; un grupo tenía permitido usar Facebook con la frecuencia habitual y al otro grupo se le negó la posibilidad de usarlo durante toda una semana.

Terminada la semana, se volvió a evaluar la felicidad de todos los sujetos y se encontraron niveles significativamente más altos de satisfacción en el grupo que tenía bloqueado Facebook.

satisfacción

También encontraron que sus estados de ánimo habían cambiado. El 88% de los participantes con Facebook bloqueado dijo que se sentían más felices en comparación con el 81% del pre-test, se sentían menos preocupados, aumentaron sus actividades sociales y sentían menos soledad. Así también reportaron menos problemas de concentración y mejoraron su habilidad para enfocarse en el momento presente.

experimentaban menos soledad y hubo un incremento de las actividades sociales

Parece que dejar Facebook nos hace más felices y nos ayuda a concentrarnos en las cosas que realmente importan. Pero no creo que sea necesario cerrarlo indefinidamente. Lo importante es que puedas usar Facebook con moderación, quizás puedes intentar tomando una pausa por una semana o un mes y probar cómo te sientes.

Descarga el reporte de la investigación en formato PDF.

Fuente: Quartz