Los intentos de suicidio de un padre puede aumentar hasta cinco veces el riesgo de intentos de suicidio de sus hijos. Así lo encontró un estudio prospectivo realizado por el Centro Médico de la Universidad de Pittsburg que siguió por  6 años a los padres con historia de trastornos del estado de ánimo.

En la investigación se tomó en cuenta la historia de los intentos previos de suicidio de los niños y la posible transmisión familiar de los trastornos del estado de ánimo. Hecho esto, se realizaron diversos análisis que permitieron conocer que el 57% de los padres participantes (191) había intentado suicidarse y 6.3% (44) de los 704 hijos había intentado suicidarse antes de participar en el estudio, mientras que el 4.1% (29) de los niños intentó suicidarse mientras se llevaba a cabo este estudio.

Los investigadores explican que la agresión impulsiva fue importante precursor del trastorno de ánimo y resaltan la importancia de intervenciones destinadas a evitar que los jóvenes de alto riesgo familiar lleven a cabo intentos de suicidio.

Si quieres mayor información, te invitamos a leer la investigación completa que fue publicada en la revista científica JAMA Psychiatry.

Fuente: ScienceDaily

Author

Psicólogo, Editor General y Cofundador de Psyciencia.com.