La musicoterapia podría reducir la depresión en niños y adolescentes