La esquizofrenia es uno de los trastornos mentales más severos y temidos, esto hace que por lo general la gente crea que las personas con esta condición no pueden ser felices. Sin embargo, un nuevo estudio encontró que cerca del 40% de sus participantes con esquizofrenia eran igual de felices que las personas que gozan de salud física y mental.

La investigación fue diseñada por un equipo de investigadores de la Universidad de San Diego y publicada hace poco en el Journal of Schizophrenia Research.

SPONSOR EXCLUSIVO

En la ya mencionada revista se detalla que se contó con la participación de 72 pacientes diagnosticados con esquizofrenia que, en su mayoría, recibía medicación antipsicótica (solo 9 no tomaba medicación). Además, el 59% de los sujetos residía en viviendas asistidas. En el grupo control se incluyó a 64 adultos sanos que tenían entre 23 y 70 años de edad, que no consumían alcohol o drogas ilícitas y que no estaban diagnosticados con trastornos mentales.

[quote_center]La felicidad está asociada no a factores de la enfermedad sino a factores psicológicos que pueden ser aprendidos.[/quote_center]

A los participantes se le administró una encuesta que pretendió conocer cómo se habían sentido durante las semanas anteriores y contenía afirmaciones tales como: “me sentía feliz” y “yo disfrutaba de la vida”.

El análisis de los datos mostró que el 37% de los participantes con esquizofrenia dijo ser feliz todo el tiempo o la mayoría del tiempo. Pero lo más llamativo de esta investigación es que la felicidad no se relacionó con la severidad de los síntomas positivos y negativos o con la duración del trastorno, la función cognitiva, física o los factores socioeconómicos, que por lo general se relacionan con un mayor nivel de bienestar. La felicidad se relacionó más bien con factores de salud (calidad de vida), factores psicológicos positivos y atributos sociales como la resiliencia, el optimismo y un menor estrés percibido.

Estos resultados tienen una importante repercusión en el enfoque y tratamiento de estos pacientes, ya que los atributos psicológicos positivos con los cuales se relacionó la felicidad pueden ser enseñados a través de técnicas de modificación conductual y entrenamiento en Mindfulness.

Artículo relacionado:
Agresiones a niños con autismo: Mamá, me gustaría poder decir lo que me pasó hoy en la escuela

Es cierto que las personas con esquizofrenia son menos felices que la población general (en el estudio, el grupo control obtuvo un 83% en comparación con el 37% de los pacientes) pero esto no es sorprendente, lo importante es que cerca del 40% de estos pacientes reportaron ser felices y que está felicidad está asociada no a factores de la enfermedad sino a factores psicológicos que pueden ser aprendidos.

Fuente: Health
Imagen: Dawn Ashley (Flickr)