werner22brigitte / Pixabay

Diversos estudios han encontrado que los factores como violencia doméstica, vivir en barrios inseguros o la pobreza se relacionan con la conducta criminal.  Y una nueva investigación encontró que los niños y niñas que fueron abusados o han sufrido de las negligencias de sus padres y cuidadores tienen más riesgos de desarrollar conductas criminales durante su adultez.

El Journal of Interpersonal Violence reporta que los niños de escuela primaria que fueron abusados (física o negligencia de los padres) tienden a externalizar sus conductas por medio de peleas y discusiones. Las niñas por otro lado, tienden a internalizar su comportamiento, se apartan y tienen más riesgos de sufrir de depresión. La investigación también encontró que ambos grupos tienen más riesgos de cometer crímenes durante su adultez.

SPONSOR EXCLUSIVO

La investigación fue realizada por Todd Herrenkohl y su equipo de trabajo de la Universidad de Washington. Ellos explican que éste estudio se diferencia de los anteriores porque relaciono patrones de conducta tempranos con el abuso y las conductas criminales desde su infancia hasta la adultez.  En concreto el estudio empezó cuatro décadas atrás y realizó un seguimiento de 186 niños y 170 niñas.

Todos los padres fueron entrevistados sobre el estilo de disciplina que usaban con los niños y también se entrevistó a los niños cuando crecieron sobre sus conductas durante su infancia. Estas entrevistas se continuaron haciendo hasta el año 2010 cuando los participantes tenían 36 años en promedio.

Los resultados de los análisis demostraron que el 25% de los participantes cometieron delitos y los más comunes fueron: robar dinero u otros artículos de su familia, violencia física o amenazas de hacerlo.

Nuevamente los estudios demuestra el profundo efecto que tiene el ambiente y los estilos de crianza sobre las conductas a corto y largo plazo. Es necesaria la intervención de los organismos de salud, que permita identificar estos niños y ofrecerles programas especializados para ellos y sus familias.

La ciencia de la conducta ha hecho trabajos muy interesantes que demuestran cuales son las mejores estrategias para mejorar las condiciones de crianza. Puedes conocer más sobre esto en el libro: ¨The Nurture Effect: How the Science of Human Behavior Can Improve Our Lives and Our World ¨ de Anthony Biglan.

Fuente: Medical Daily