Dos psicólogos noruegos, Herd Kvale y Bjarne Hansen, han desarrollado un tratamiento intensivo de 4 días que logra la remisión y recuperación de los síntomas del trastorno obsesivo compulsivo. Este tratamiento conocido como el método Bergen (B4DT) fue publicado el año pasado en la revista Cognitive and Behavior Therapy y ha despertado el asombro de la comunidad científica ya que el TOC se considera una de las 10 condiciones más debilitantes y los tratamientos convencionales pueden tomar meses en funcionar.

Características del método Bergen

Básicamente el método Bergen consiste en un protocolo intensivo de la terapia de exposición y prevención de respuesta conocido como LET-Technique que le enseña a los pacientes a adentrarse en la ansiedad en lugar de utilizar las conductas de evitación.

El tratamiento se caracteriza por ser administrado en grupos de 3 a 6 participantes, cada uno con un terapeuta. Esto permite que cada paciente reciba un tratamiento completo e individualizado en menos de una semana.

En la primera fase (primer día) los terapeutas proveen a los pacientes de información sobre el TOC y los ayudan a preparar las tareas de exposición que tendrán que llevar a cabo durante los próximos dos días.

En la segunda fase (segundo y tercer día) los pacientes son expuestos intensivamente (8 a 10 horas por día) a las situaciones, contextos y pensamientos que generan ansiedad. Por ejemplo si un paciente teme a contaminarse y para ello debe lavarse las manos 10 veces, los terapeutas les pedirán que elijan un objeto que genere ese miedo o malestar y que lo toquen. En esta situación los terapeutas instan a los pacientes a que presten atención a los momentos en que sienten la necesidad de llevar a cabo las conductas compulsivas para obtener el control de la situación y, en vez de caer en ellas, que tomen ese momento para evitar la respuesta y producir el cambio. En esta fase los pacientes deben demostrar claramente con su conducta, que logran ignorar la ansiedad y el malestar que le genera la situación. Para ello los terapeutas les presentan cintas en bucle que se centran en la incertidumbre de la situación (por ejemplo “No puedo estar seguro de si me contaminé o no al tocar estos objetos”). Este procedimiento se repite varias veces en situaciones relevantes para el paciente en conjunto con su terapeuta.

 los pacientes son expuestos intensivamente (8 a 10 horas por día) a las situaciones, contextos y pensamientos que generan ansiedad

Un dato interesante fue que sólo podían participar pacientes que no vivían a más de 1 hora de la clínica. De esta manera los terapeutas se aseguraban que podían ayudarlos a exponerse a la mayor cantidad de situaciones y contextos relevantes.

Artículo recomendado:  El combustible de la ansiedad: la intolerancia a la incertidumbre

Al final del tercer día los terapeutas se enfocan en resumir las técnicas aprendidas y se prepara a los pacientes para que puedan auto-administrar las técnicas de exposición, que serán aplicadas durante las próximas tres meses. Además, ese mismo día se invita a los amigos y familiares para que puedan recibir información sobre el TOC.

En la tercera fase (4 día) los terapeutas se enfocan en las técnicas y principios para mantener los cambios logrados y se motiva a los pacientes para que hagan un registro diario de la práctica de la exposición y prevención de respuesta, que deben ser enviadas a la clínica semanalmente. Los terapeutas leen los reportes pero no se contactan con los pacientes a menos que sea una emergencia.

Pasados los tres meses, se vuelve a invitar a los pacientes para tener una sesión breve de media hora para conocer cómo les va con el tratamiento. Se anima a los pacientes a que continúen practicando las técnicas de exposición y prevención de respuesta durante los tres meses posteriores.

Efectividad y eficacia del método Bergen

En el paper, publicado en Cognitive Behavior Therapy, se detalla la evaluación del tratamiento con 77 pacientes que tenían en promedio 15 años de sufrir de TOC y que fueron entrevistados con el Mini International Neuropsychiatric Interview (MINI) y el Yale-Brown Obsesive Compulsive Disorder. El 41.6% de los pacientes habían recibido tratamiento con psicofármacos.

Todos recibieron el protocolo descrito y los efectos evidenciaron que 56 de los 77 pacientes (72.7%) se mantenían en remisión en la etapa de post tratamiento y 53 (68.8%) se habían recuperado completamente en la etapa de seguimiento. Dicha recuperación era independiente del tratamiento psicofamacológico. Al comparar los resultados con otros métodos menos intensivos, encontraron que el método Bergen tiene niveles de remisión y recuperación significativamente superiores.

 56 de los 77 pacientes (72.7%) se mantenían en remisión en la etapa de post tratamiento y 53 (68.8%) se habían recuperado completamente en la etapa de seguimiento.

Aun con estos resultados sorprendentes el método Bergen también tiene limitaciones que deben tomarse en cuenta. La principal limitación del estudio es que los resultados no se compararon con un grupo control. Los investigadores están anuentes de esto y explican que no es ético dejar a un grupo de pacientes con TOC sin tratamiento. También afirman que es muy probable que el efecto del método Bergen no se deba exclusivamente al paso del tiempo y de la reevaluación, ya que se ha demostrado que estar en lista de espera, sin recibir tratamiento para TOC, no tiene un efecto considerable sobre el tratamiento. Sumado a esto, hay diferentes investigaciones que demuestran que los pacientes que reciben tratamiento para el TOC tienen 12 veces más probabilidades de mejorar que los pacientes que son tratados con placebo.

El método Bergen es un protocolo intensivo y muy estructurado que se desarrolla con un equipo de terapeutas muy entrenados. Es accesible a la población a través del sistema de salud público de Noruega. Esas condiciones son los pilares que sostienen al prometedor método y al mismo tiempo representan un desafío para que otros países puedan aplicarlo con éxito. Será muy interesante ver cuándo y cómo llega a replicarse.

Artículo recomendado:  El psiquiatra desilusionado

Referencia del estudio: Bjarne Hansen, Gerd Kvale, Kristen Hagen, Audun Havnen & Lars-Göran Öst (2019) The Bergen 4-day treatment for OCD: four years follow-up of concentrated ERP in a clinical mental health setting, Cognitive Behaviour Therapy,48:2, 89-105, DOI: 10.1080/16506073.2018.1478447

1 Comentario

  1. Me agradaria conocer el método Bergen…con más especificidades y si es posible extrapolar a un grupo clínico de un nivel socioeconomico bajo….en un país latinoamericano ( Perú) con 5 años a 15 años con TOC y con tratamientos farmacológicos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.