Los investigadores de la Universidad de Bergen publicaron esta semana en la reconocida revista Frontiers in Psychiatry nuevos datos que sustentan que el uso de cannabis o marihuana puede producir deterioro cognitivo temporario en sujetos no psicóticos, lo que podría desencadenar psicosis a largo plazo. Por medio del IRMf los neurocientíficos encontraron un patrón diferente en la actividad cerebral de los pacientes con esquizofrenia que habían consumido cannabis en comparación a los pacientes esquizofrénicos que no habían consumido la misma droga.

(Artículo relacionado:  La nueva planta de marihuana sin droga podría tener amplio uso medicinal)

Sponsor exclusivo:
Certifícate en Primeros Auxilios Psicológicos

La investigación y los resultados

Se les pidió a los 26 pacientes involucrados, mientras se les tomaban las imágenes por IRMf que escucharan diferentes sílabas en cada oído y que trataran de decir que sílaba fue pronunciada en que oído mientras se les pedía que se concentrarán en la oreja izquierda o derecha (una tarea difícil para cualquiera pero mucho más difícil para los pacientes con esquizofrenia ya que a menudo padecen de trastornos de atención limitada y dificultad en el procesamiento de señales verbales).

(Artículo relacionado: ¿Puede la marihuana ayudar a los esquizofrenicos?)

Artículo relacionado:
El trauma infantil que triplica el riesgo de sufrir psicósis en la adultez

Los resultados mostraron que los sujetos que sufrían de esquizofrenia con previo consumo de cannabis tenían altos niveles de la actividad cerebral y mayor número de respuestas correctas. Esta diferencia puede indicar que el grupo de consumidores de cannabis no presentaba una propensión a desarrollar psicosis.

La directora de la investigación Else-Marie Loeberg explica los resultados:

“Mientras que la actividad cerebral era similar en los dos grupos, había diferencias sutiles entre los sujetos con esquizofrenia con historia de consumo de cannabis y aquellos que nunca habían consumido. Estas diferencias podrían indicar que la debilidad cognitiva que conduce a la esquizofrenia es imitada por los efectos del cannabis.” 

Estos datos son consistentes con previas conclusiones que apoyan la idea de que los consumidores de cannabis con características esquizofrénicas parecen no sufrir del mismo deterioro neurocognitivo que los otros pacientes con esquizofrenia. Esto implica que el propio consumo de cannabis puede llevar a los sujetos no-psicóticos a desarrollar deterioro cognitivo el cual es el principal factor de riesgo para desarrollar este serio trastorno.

Fuente: Alphagalileo.org

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.