Imagen de HeungSoon en Pixabay

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Suele deberse al desequilibrio entre las calorías ingeridas y las calorías gastadas, sin olvidar que esta enfermedad también tiene un fuerte componente genético. La Organización Mundial de la Salud (OMS) utiliza un Índice de Masa Corporal (IMC) igual o superior a 25 para referirse al sobrepeso, y a la obesidad con un IMC igual o superior a 30 («Obesidad y sobrepeso», s. f.). A medida que este índice sube, variarán los grados de obesidad desde el grado 1 (de bajo riesgo), si el IMC es de 30 a 34,9; grado 2 (riesgo moderado), si el IMC es de 35 a 39,9; grado 3 (de alto riesgo, obesidad mórbida), si el IMC es igual o mayor a 40; o grado 4 (obesidad extrema), si el IMC es igual o mayor a 50.

Según datos de la OMS: la prevalencia de la obesidad se ha casi triplicado entre 1975 y 2016. En 2016, más de 1900 millones de adultos tenían sobrepeso y 650 millones eran obesos. Cada año mueren, como mínimo 2.8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso. La obesidad infantil se ha constituido como uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI y, al igual que la obesidad en adultos, está asociada a severas comorbilidades, discapacidad y muerte prematura.

SPONSOR EXCLUSIVO

Científicos informan que la obesidad puede romper nuestra barrera protectora hematoencefálica y causar problemas con el aprendizaje y la memoria. Además, un IMC alto podría aumentar el riesgo de sufrir problemas mentales, como demencia y Alzheimer.

Pero los efectos de la obesidad pueden incluso trascender a la persona que los padece, por ejemplo, en los últimos años se ha incrementado la evidencia de la relación entre el autismo y la obesidad materna; y otro estudio encontró que la obesidad previa al embarazo aumentaría los riesgo de problemas neurocognitivos en niños prematuros.

Muchos tratamientos se han propuesto para abordar la problemática y, de hecho, es un campo dinámico, pues los investigadores están buscando constantemente métodos nuevos, eficaces y menos invasivos que contribuyan a alcanzar y a mantener un peso saludable a la vez que mejoran las comorbilidades.

Actualmente, las opciones de tratamiento incluyen la cirugía de bypass gástrico, que ha demostrado ser extremadamente efectiva para mantener el peso y mejorar los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes. Desafortunadamente, el procedimiento también puede estar acompañado de una serie de efectos secundarios desagradables que incluyen vómitos, dolor abdominal, náuseas crónicas y niveles de azúcar en la sangre debilitantemente bajos.

Recientemente, investigadores del Imperial College de Londres han ideado una forma innovadora de ayudar a los pacientes obesos en el proceso de pérdida de peso mediante una inyección y una mezcla de hormonas (Behary et al., 2019).

Sesenta y nueve pacientes diabéticos y prediabéticos fueron reclutados para el ensayo, 15 de los cuales recibieron la mezcla de hormonas (péptido 1 similar al glucagón, oxintomodulina y péptido YY – GOP), 11 recibieron una infusión de solución salina como placebo, 21 habían sido sometidos a cirugía bariátrica, y 22 habían seguido una dieta baja en calorías. Los del primer grupo se sometieron a un tratamiento de GOP durante cuatro semanas con una bomba que inyecta lentamente el líquido debajo de la piel durante 12 horas, comenzando por la mañana una hora antes del desayuno y terminando después de la última comida del día.

Todos los involucrados en el ensayo utilizaron un dispositivo de monitoreo de glucosa para medir los niveles de glucosa después del tratamiento, y los que recibieron la mezcla hormonal o placebo también recibieron asesoramiento dietético de un dietista calificado.

Artículo relacionado:
Tratar la apnea del sueño aliviaría los síntomas de la depresión

Los resultados muestran que los pacientes que recibieron GOP bajaron un promedio de 4.4 kilogramos (9.7 libras) al final del ensayo y vieron mejoras significativas en los niveles de azúcar en la sangre; para algunos, las concentraciones de azúcar volvieron a niveles casi normales. En comparación, los que recibieron el placebo perdieron un promedio de 2.5 kilogramos (5.5 libras).

En ambos casos, fue significativamente menor que aquellos que habían recibido cirugía bariátrica o se apegaron a una dieta restringida en calorías, que perdieron 10.3 kilogramos (22.7 libras) y 8.3 kilogramos (18.3 libras) respectivamente. Sin embargo, aquellos que recibieron el tratamiento de GOP no experimentaron efectos secundarios, lo que podría hacerlo un tratamiento preferencial en algunos casos. Estos hallazgos aumentan la esperanza de que un procedimiento no invasivo como este pueda proporcionar una alternativa práctica al bypass gástrico en un futuro no muy lejano.

Tricia Tan, profesora de práctica (medicina metabólica y endocrinología) del Imperial College de Londres y autora principal del estudio sostiene la posibilidad de dar este tipo de tratamiento a muchos pacientes más en el futuro, si otros ensayos son exitosos.

Otro beneficio es la reducción y estabilización de los niveles de azúcar en la sangre. Si bien la cirugía bariátrica condujo a mejoras en los niveles de azúcar en la sangre, fue más variable. Este fue un estudio pequeño y se necesita un ensayo clínico más grande para confirmar los resultados y monitorear los impactos a largo plazo en la salud de los pacientes, pero los resultados son prometedores.

“Aunque este es un estudio pequeño, nuestro nuevo tratamiento hormonal combinado es prometedor y ha mostrado mejoras significativas en la salud de los pacientes en solo cuatro semanas. En comparación con otros métodos, el tratamiento es no invasivo y reduce los niveles de glucosa a niveles casi normales en nuestros pacientes,” concluyó Tan.

Referencias:

Behary, P., Tharakan, G., Alexiadou, K., Johnson, N., Wewer Albrechtsen, N. J., Kenkre, J., … Tan, T. M. (2019). Combined GLP-1, Oxyntomodulin, and Peptide YY Improves Body Weight and Glycemia in Obesity and Prediabetes/Type 2 Diabetes: A Randomized, Single-Blinded, Placebo-Controlled Study. Diabetes Care, 42(8), 1446-1453. https://doi.org/10.2337/dc19-0449

Obesidad y sobrepeso. (s. f.). Recuperado 15 de agosto de 2019, de https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight

Fuente: IFL Science

Artículos recomendados:

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.