Justin Fashanu

Durante muchos años el deporte se ha caracterizado por ser un espacio reservado a la heterosexualidad masculina (el “macho heterosexual”) y la homosexualidad femenina (la “machona”). Sin embargo, esto circulaba más que en libros o documentos académicos en el imaginario social. Esta creencia pone el primer punto de inflexión acerca de la temática de la diversidad sexual en el deporte más que en problemas ligados a la inclusión de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) en el deporte, en problemáticas de género que reservan el deporte como espacio de desarrollo y socialización del varón heterosexual, dejando a un lado a toda aquella persona ajena a esta masculinidad heterosexista y, como consecuencia a esta premisa, excluyendo a toda aquella persona que se aparte de esta norma.

[quote_right]Estos jugadores terminaran jugando en clubes de menor categoría…[/quote_right]

SPONSOR EXCLUSIVO

En este artículo, sin ánimos de abarcar toda la problemática de la sexualidad en el deporte, intentaremos abrir un espacio de reflexión sobre esta temática no sólo para aquellas personas interesadas en cuestiones de género y diversidad sexual sino también, y principalmente, para las personas vinculadas al deporte y la actividad física, puesto que consideramos fundamental desmitificar algunas nociones construidas socialmente y al mismo tiempo buscamos abrir el juego para que se produzcan debates, intercambios y modificaciones en las conductas de exclusión y discriminación a la comunidad LGBT en el deporte.

“Siamo fuori della copa”: el caso del fútbol

[quote_box_center]“Tal vez no haya otra profesión en la que los armarios estén más cerrados. Es obvio que, en el fútbol hay más o menos tantos gays como en cualquier otra actividad. Todos conocemos historias sobre jugadores de primera división, entre ellos, algunos de los más conocidos e idolatrados. Pero ‘puto’ o ‘maricón’, en la cancha, pueden llegar a ser los peores insulto de la hinchada” (Bruno Bimbi)[/quote_box_center]

Hace ya dos décadas, el futbolista Justin Fashanu se declaraba homosexual en el diario The Sun; declaración que no sólo termino con la carrera deportiva de Justin sino también con su vida. Justin, a los meses de haber salido del armario se quitaba la vida diciendo: “No quiero ser más una vergüenza para mis amigos y mi familia. Espero que Jesús me dé la bienvenida y, finalmente, encuentre la paz”. Es que Fashanu no sólo encontró el rechazo de la comunidad deportiva y su alejamiento progresivo del fútbol inglés sino también el rechazo de su propia familia y amigos.

Aunque ya han pasado muchas cosas en materia de derechos humanos para la comunidad LGBT, la homosexualidad y por consiguiente la homofobia en el fútbol y en el deporte, persisten y sobre esto poco se ha hecho en nuestro país. Por suerte, y aunque falta mucho por hacer, no ocurre lo mismo en países europeos como Inglaterra y Alemania donde se han estado implementando políticas de inclusión a personas LGBT.

Entre estas políticas y planes de cambio podemos mencionar la iniciativa “Opening Doors and joining in”de la asociación de fútbol y la asociación de futbolistas profesionales que posee un plan de acción de seis puntos: educación, visibilidad, compañerismo, reconocimiento, monitoreo y cobertura. Al respecto, el secretario general de esta asociación, Alex Horne, declaró: “si me preguntas si hay futbolistas gay, me estas haciendo la pregunta equivocada. El plan de acción actual busca asegurar de que cualquiera puede participar en nuestro deporte, sin importar su sexualidad, sin miedo. Si algún futbolista es gay queremos que se sienta seguro de que no será objeto de abuso o ridículo si elije salir del armario”.

Otras acciones o movilizaciones políticas se produjeron en Alemania producto de una entrevista en off que brindó a la revista Fluter un jugador de la Bundesliga. Dijo que todos en su equipo saben que es gay y que nunca tuvo problema con ellos, pero que no sale del armario por temor a la reacción de la hinchada; dijo también que conoce a muchos futbolistas gay de la liga alemana de fútbol pero que ni se animarían a dar una entrevista anónima y explicó que él quiso dar el primer paso. Contó, también, que se muestra con mujeres en público, como otros jugadores homosexuales pero que espera que llegue el día en el que pueda ir con su verdadera pareja a un restaurante.

[quote_left] No sale del armario por temor a la reacción de la hinchada.[/quote_left]

Artículo relacionado:
Cómo ayudar a un ser querido que sufre de una enfermedad crónica

Lo importante es que esta entrevista genero repercusión en Alemania a tal punto que la canciller alemana Ángela Merkel y el presidente del Bayern Munich, Uli Hoeness, recomendaron y alentaron a los jugadores a salir del armario; Merkel lo hizo con el siguiente mensaje: “Soy de la opinión que todo aquel que asuma el riesgo y tenga el valor (de revelar su homosexualidad) debe saber que vive en un país donde no tiene nada que temer. Es mi mensaje político. Debemos ser conscientes de que aún puede haber temor en lo que respecta al propio entorno. Pero podemos enviar una señal: no tienen que tener miedo”.

Y es que estas iniciativas, probablemente, no hubieran sido posibles si futbolistas como Justin FashanuRobbie RogersDavid TestoAnton HysénJason Ball, Wilson Oliver y otros tantos jugadores no hubieran tomado la iniciativa de salir del clóset pese a las condiciones adversas a las que se enfrentaban y que, en muchos casos, produjeron que estos jugadores terminaran jugando en clubes de menor categoría, otras veces el retiro de la actividad deportiva y, como Justin, el suicidio.

“Let’s tackle it”: derribemos la homofobia

Hasta el momento el panorama que se ha presentado si bien muestra cambios y promete aún más modificaciones se ha desarrollado en países europeos y no existen antecedentes en nuestro país sobre acciones vinculadas a la diversidad sexual.

A continuación te dejamos algunas estadísticas, programas de acción y links de interés para que puedas profundizar sobre esta temática (muchas de ellas están en inglés):

  1. El fútbol femenino es en Inglaterra el deporte de equipo más grande. La temporada pasada, 147,000 jugadoras compitieron en ligas de fútbol inglés y se pretende incluir a la mujer en el fútbol no sólo como deportista sino también en posiciones como entrenadores, árbitros y dirigentes.
  2. Un film del programa “Kick it out” que promueve y advierte sobre el bullying homofóbico en fútbol 

3. “Muestrale al racismo la tarjeta roja” es un programa que busca educar a la comunidad sobre las causas y consecuencias de la homofobia y promover el respeto a las diferencias en relación a la orientación sexual. Aquí les dejamos un instructivo acerca de cómo aplicar estas acciones

Vídeo generado por la misma iniciativa, con celebridades y futbolistas profesionales que discuten acerca de la homofobia en el fútbol

Links de interés

Si estas interesado en profundizar la temática de la diversidad sexual en el deporte y, específicamente, en el fútbol, aquí te dejamos algunos enlaces de interés:

Artículo previamente publicado en la reconocido blog  Proyecto Homine –  Una organización dedicada a la promover la salud, el desarrollo personal y el bienestar en las personas. 

Avatar
Lic. en Psicología y doctorando en Psicología. Colabora en Homine Blog y Psyciencia escribiendo artículos sobre Psicología aplicada al deporte y Sexualidad. Co-Fundadora de “Flow: Mente y Deporte” en la ciudad de Córdoba (Argentina).

1 COMENTARIO

  1. Muchísimas gracias por publicar este artículo. Como bien dice el título “No preguntes, no digas” este es un tema del cual se habla muy poco y que merece mucho ser difundido, para seguir derribando mitos, intolerancia y violencia en los ámbitos deportivos, como en cualquier otro ámbito. Recomiendo ampliamente a quienes tengan interés por el deporte que visiten la web de la autora (Flow: mente y deporte) ya que encontrarán una perspectiva totalmente nueva sobre este tema.
    Un saludo!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.