809499 / Pixabay

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS, por sus siglas en español), la depresión es un trastorno que afecta a cerca de 300 millones de personas de todas las edades alrededor del mundo, lo que supone una de las principales causas de inhabilitación física o psicológica, uno de los desencadenantes más comunes de otro tipo de enfermedades y uno de los móviles más frecuentes del suicidio.

Sponsor exclusivo

La OMS también cita una estadística particular: La depresión se considera un desorden que suele afectar más a las mujeres que a los hombres, lo que nos lleva a preguntarnos ¿por qué?

La Sociedad Norteamericana de Menopausia profundizó en esta cuestión en un estudio publicado este mes en su revista digital Menopause. El artículo describe los resultados de una investigación realizada con una muestra de más de 1,300 mujeres con menstruación regular en etapa pre-menopáusica, con una edad promedio de entre 42 y 52 años.

Los niveles de estradiol durante la menopausia son similares en todas las mujeres, pero la duración de sus efectos varía ampliamente

El objetivo principal del estudio era comprender qué hace a algunas mujeres más vulnerables a la depresión, tomando en cuenta que todas las mujeres, en términos generales, experimentan fluctuaciones hormonales, lo que podría superficialmente acusarse como una razón.

La menopausia y la antesala de la postmenopausia: fases de alto riesgo para la depresión

Anteriormente, estudios similares habían sugerido que las hormonas reproductivas ya podían ocasionar de por sí una susceptibilidad especial capaz de conducir a algunas mujeres a la depresión. No obstante, el estudio que citamos se concentró en los efectos de hormonas concretas como el estradiol, hormona esteroide sexual femenina que supone el estrógeno predominante durante los años reproductivos y que además cumple la función de modular la síntesis, disponibilidad y metabolismo de la serotonina (un neurotransmisor que juga un rol clave en la depresión).

Una confirmación esencial para entender mejor el grupo de mujeres con mayor riesgo de sufrir depresión son las variaciones que puede haber en la exposición al estradiol a lo largo de los años.

En otras palabras, si bien el estradiol se encuentra presente universalmente en el organismo de todas las mujeres, no se manifiesta en el mismo grado de exposición. Las exposiciones prolongadas desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia se asocian significativamente con un riesgo reducido de depresión durante la transición de la menopausia y 10 años después (durante la postmenopausia). El control natal se asoció igualmente con un riesgo bajo de depresión, aunque no se encontró relación con el número de embarazos o el amamantamiento.

Las mujeres que se encuentran en fase de transición hacia y desde la menopausia presentan, según los investigadores, un riesgo mayor de sufrir síntomas de depresión debido a las fluctuaciones hormonales, en especial si sus organismos no están familiarizados con estos cambios.

También se encuentran en alto riesgo las mujeres con menopausia temprana, ciclos menstruales irregulares o escasos a lo largo del ciclo de vida o sofocos propios de la menopausia que se manifiestan de manera regular.

Fuente: Science DailyThe North American Menopause Society (NAMS)

1 Comentario

  1. Es increíble el papel que juega los niveles de estradiol a lo largo de la vida de las mujeres. Siempre he dicho que el papel que juegan las hormonas en la salud emocional es muy grande.

    Saludos desde México y felicidades por el articulo!

Comparte tu opinión