Los delirios son creencias falsas, a menudo de persecución o de grandeza, que pueden acompañar a los trastornos psicóticos.

Algunos tipos de delirio nombrados en el DSM-V son:

  1. Delirio de grandeza: convicción de tener cierto talento o conocimientos (que no han sido reconocidos) o de haber descubierto algo muy importante.
  2. Delirio celotípico: el tema central es que su pareja no le es fiel.
  3. Delirio persecutorio: la persona cree que hay una conspiración en su contra o engaños, espionaje, es seguido, envenenado o drogado, difamado, acosado o se le impide conseguir objetivos a largo plazo.
  4. Delirio somático: relacionado a funciones o sensaciones corporales.
  5. Delirio mixto: se llama así a los delirios en los cuales no predomina ningún tema.

Creencias falsas que pueden acompañar a los trastornos psicóticos

También existe un tipo no especificado donde entra cualquier delirio que no puede ubicarse dentro de ninguno de los nombrados anteriormente.

Artículo relacionado:  Definición de la semana: Etapa de las operaciones concretas

Además, los delirios pueden tener contenido extravagante, es decir que son claramente inverosímiles, incomprensibles y no proceden de experiencias de la vida corriente (por ejemplo, la creencia de un individuo de que un extraño le ha quitado sus órganos internos y se los ha sustituido por los de otro sin dejar heridas ni cicatrices.

Fuentes:

Myers, D. (2006), Psicología 7a Edición, Madrid: Editorial Médica Panamericana.

American Psychiatric Association, (2013), Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). Arlington, VA:American Psychiatric Publishing.

Imagen: Krystopher Woods (Flickr)