7158 / Pixabay

Qué difícil lo tenéis ahora para triunfar”. Ya no basta con tener hijos impolutos, buenos estudiantes y educados. Triunfar hoy día para la mujer implica ser buena madre, una brillante profesional; conseguir tener un grupo de amigas; aprender a ser independiente a nivel emocional y económico; tener su parcela para leer, hacer ejercicio y practicar aficiones; entrar en una talla 40 el resto de su vida; tener al lado a un hombre que valore su esfuerzo, su trabajo, le quiera tal y como es, sea cariñoso y comprensivo, y sepa compaginar con usted las tareas domésticas y la educación de los hijos.”

“Demasiados roles, exigencias y expectativas altísimas, que al final llevan a replicar el modelo de “mujeres orquesta” que tienen la sensación de estar en todo sin llegar a nada. Y cuando usted cree que no está cumpliendo a la perfección con la prioridad entre todas sus actividades, que suele ser la atención de sus hijos, se valora a sí misma de forma negativa. Hay madres que se creen “malas madres” por no cumplir con sus expectativas o las que impone la sociedad.”

Les recomiendo este artículo de Patricia Ramirez, especialmente dedicado aquellas madres que se sienten saturadas por todas las nuevas expectativas que rodean el concepto de madre y les ofrece algunas muy buenas ideas para ser más felices.

Artículo relacionado:
El psiquiatra desilusionado

Lee el artículo completo en el diario El País.

Sponsor exclusivo:
Certifícate en Primeros Auxilios Psicológicos