Niños pizarrón/ Shutterstock

Un nuevo estudio sobre los factores que influyen en la cognición en la infancia ha encontrado que el papel de los padres es más importante que las políticas públicas de largo alcance, pero que estas a su vez pueden hacer diferencias en algunos aspectos.

La investigación consistió en analizar los efectos de las características de los padres sobre las cogniciones de sus hijos, en Gran Bretaña y Estados Unidos. Según el Dr. Toby Parcel, profesor de Sociología en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, querían analizar si el Estado de bienestar les había aportado a los niños algunas ventajas.

SPONSOR EXCLUSIVO

Las políticas públicas pueden ayudar al desarrollo cognitivo de los niños.

Para el estudio, los investigadores analizaron dos conjuntos de datos: una muestra representativa de 3.439 niños entre las edades de cinco y 13 años en los Estados Unidos; y una muestra representativa de 1.309 niños en Gran Bretaña en el mismo rango de edad.

Con respecto a la variabilidad de las poblaciones, ambas eran similares estadísticamente en cuanto a edades, período de tiempo y variables clave, según afirmó Parcel.

Los investigadores descubrieron que las características de los padres eran igualmente importantes en ambos países para el desarrollo de una cognición saludable en los niños.

Sin embargo, hubo algunas excepciones. Por ejemplo, encontraron que los hijos de familias monoparentales estaban en desventaja en cuanto a facilidad verbal en los Estados Unidos, pero no en Gran Bretaña.

Del mismo modo, un mayor tamaño de la familia se asoció con menores puntuaciones en matemáticas en los EE.UU., pero no en Gran Bretaña.

“Esto puede indicar que los padres tienen menos recursos por niño en familias más grandes, y que el gobierno en Gran Bretaña ha instituido políticas que ayudan a compensar eso, mientras que esas políticas están faltando en los Estados Unidos”, dijo Parcel. “Esas políticas podrían incluir los subsidios para niños y el Servicio Nacional de Salud, que puede ayudar a los padres a utilizar sus propios recursos para apoyar mejor los recursos cognitivos del niño”.

Del lado de las similitudes, hubo variables en donde ambos países se mantuvieron iguales. Por ejemplo, tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña, el bajo peso al nacer, las limitaciones en cuanto a salud y el tamaño de la familia, se asociaron a menor facilidad verbal. En cuanto a matemáticas, las limitaciones de salud se asociaron a menores desarrollos de la materia.

Dentro de los aspectos positivos, ambientes domésticos fortalecidos y la capacidad cognitiva de la madre, se asocian con mayor facilidad verbal, mejores puntajes de matemáticas y mayores logros de lectura en ambos países.

Artículo relacionado:
El concepto de la esquizofrenia está llegando a su fin

Como concluyen los investigadores, los padres son de vital importancia en ambos países. Sin embargo, hay áreas donde determinadas políticas pueden ayudar a los niños y familias a tener éxito.

El estudio fue publicado en la revista Social Science Research.

Fuente: PsychCentral

Mauro Colombo
Licenciado en Psicología, analista de conducta. Codirector de Cetein. Interesado por la difusión de la ciencia en general, y de la psicología científica en particular.