Hoy te contaremos sobre un nuevo programa de intervención para niños autistas que ha demostrado sorprendentes resultados. Se trata del ESDM (Early Start Denver Model) y, según una reciente investigación publicada en el Journal of the American Academy of Child & Adolecent Psychiatry, podría reducir los síntomas de este trastorno del desarrollo modificando por medio de algunas técnicas de aprendizaje, el cerebro de los niños diagnosticados con autismo.

El  ESDM, es un programa de intervención conductual que incluye un entrenamiento intensivo para niños diagnosticados con trastornos del espectro autista (TEA). Los terapeutas son especialmente entrenados para trabajar con niños dos veces por día en sesiones de dos horas, cinco veces a la semana. En el 2009, el grupo de investigadores liderados por Geraldine Dawson reportó que los niños con autismo que recibieron la intervención en ESDM desde los 18 meses de edad durante 2 años, mostraron un aumento  de 17.6 puntos en el CI y mejoraron dramáticamente sus conductas “normales”, como cepillarse los dientes o participar con los miembros de la familia durante las comidas.

SPONSOR EXCLUSIVO

Dawson y sus colegas, intigrados, se preguntaron ¿podrían las intervenciones del modelo de Denver ser la responsables de este cambio en el cerebro? Se sabe que el cerebro es extremadamente plástico en los primeros 6 años de vida, lo que significa que puede ser modelado dependiendo de las experiencias del niño mientras crece.

Para encontrar una respuesta a esta interrogante, Dawson evaluó a un grupo de 48 niños cuya edad oscilaba entre los 18 meses y los 3 años de edad; los mismos habían sido diagnosticados con TEA. Por medio del azar se asignó a la mitad de los sujetos a la intervención de Denver, mientras que la otra mitad fue asignada a los programas de intervención tradicional que incluyeron programas de educación especial. Luego de 2 años de investigación, el grupo de científicos tomó lecturas de la actividad eléctrica cerebral por medio del electroencefalograma (EEG) de todos los niños, mientras estos miraban fotos de rostros humanos o de juguetes y se compararon las lecturas con los niños de edad similar sin autismo.

Los niños que recibieron ESDM mejoraron dramáticamente sus conductas

Investigaciones previas han demostrado que las lecturas de EEG de niños de características similares diagnosticados con autismo muestran mayor activación cuando observan un objeto inanimado como un juguete y menos activación cuando observan el rostro humano. Pero en este estudio se observó que los niños que participaron en el programa de Denver mostraron el efecto contrario, su cerebro mostró mayor activación cuando observaron el rostro de una mujer que cuando miraban un juguete.

Artículo relacionado:
¿Es el mindfulness algo realmente nuevo?

“Esencialmente hemos revertido el patrón, ahora los niños con autismo que recibieron la intervención de Denver, están mostrando mayor actividad cerebral normal al ver la cara de una mujer y menor actividad en la búsqueda de objetos. De hecho los patrones de actividad cerebral de niños con autismo que recibieron ESDM no diferían a los de los niños tipo de 4 años de edad cuando éstos vieron la cara de una mujer. En realidad eran indistinguibles”, explicó Dawson.

Aún con estos sorprendentes resultados, Dawson es muy clara y asegura que esta intervención no es la cura, pero estos cambios cerebrales pueden insinuar que algunas estimulaciones tempranas en los sujetos con TEA pueden ser redirigidos hacia un desarrollo más normal.

“Al proveer de una intervención temprana, podemos mitigar la severidad de los síntomas del autismo y quizás alterar la trayectoria de la enfermedad, tanto a nivel de la conducta como del cerebro”, dijo Dawson.

La clave reside en el programa de intervención ESDM. Los terapeutas interesados en aplicar esta terapia deben estar certificados. En la universidad de California ya hay 1000 personas inscriptas y a este momento hay 15 terapeutas capacitados para enseñar a los profesionales interesados. Al día de hoy la terapia ESDM está disponible en EEUU, Australia, Japón, India y Suecia. Esperamos que esta intervención pueda llegar pronto a nuestros países latinoamericanos.

Fuente: Healthland.time.com

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.