falta de sueño
geralt / Pixabay

¿Andas malhumorado?, ¿Sientes que tus emociones están fuera de control y que el mundo se te viene encima?

Probablemente la causa de tu descontrol emocional se debe a que anoche no dormiste lo suficiente.

Así lo sugiere una reciente investigación de la Universidad de Tel Aviv, que reporta haber identificado los mecanismos neurológicos responsables del descontrol emocional y la ansiedad ocasionada por la falta de sueño.

Se sospechaba que la falta de sueño intensifica el procesamiento de las imágenes emocionales y reducía la capacidad del cerebro para ejecutar funciones cognitivas. Pero esta investigación encontró que la falta de sueño no solo impacta en el procesamiento emocional sino que también afecta el procesamiento de las imágenes neutrales.

¿Qué quiere decir esto? Significa que perdemos nuestra neutralidad y la habilidad para separar los eventos e imágenes que son neutrales y las que son importantes, lo que provoca que seamos más propensos a sentirnos ansiosos y con poco control emocional. Sentimos que todo es importante.

la falta de sueño también afecta el procesamiento de las imágenes neutrales

Fueron 18 adultos los que participaron en la investigación. Se les tomaron dos rondas de tests mientras se les escaneaba el cerebro. La primera ronda se hizo después de una buena noche de sueño y la segunda ronda se les realizó después de haber pasado toda una noche sin dormir en el laboratorio.

Artículo relacionado:
Los investigadores discrepan de la validez científica de la inteligencia emocional

Uno de los tests consistió en pedirle a los participantes que describieran en qué dirección se movia un punto amarillo sobre distintas imágenes distractoras que se clasificaban como imágenes «emocionalmente positivas» (un gato), «emocionalmente negativas» (un cuerpo mutilado), o una imagen «neutral» (una cuchara).

Los sujetos que habían tenido una buena noche de sueño eran capaces de indentificar la dirección del punto sobre las imágenes neutrales más rápido y con mayor precisión, y tenían diferentes respuestas neurológicas (medida con un encefalograma) a los estímulos neutrales y emocionales. En cambio, los sujetos que no habían dormido bien, tenían dificultades para identificar el punto sobre las imágenes neutrales y emocionales, y su actividad neurológica no reflejaba respuestas tan diferenciadas cuando veían las imágenes.

Esto significa, según los científicos, que la deprivación de sueño dispara respuestas emocionales aún cuando las imágenes son neutrales. Esto explicaría el descontrol emocional.

Pero el estudio no acaba aquí. Los científicos hicieron otro experimento para evaluar el efecto de la deprivación de sueño y la habilidad de concentración.

Esto provoca que sintamos un huracán de emociones, aún cuando los eventos no son muy importantes

Después de una mala noche de sueño, los participantes estaban distraídos en todas las imágenes (neutrales y emocionales). Por otro lado, sólo se distraían en las imágenes emocionales cuando tenían una buena noche de sueño. Así también las imágenes neurológicas demostraron cambios en la activación de la amigdala, un área cerebral importante en el procesamiento emocional.En este estudio, se les mostró a los participantes una serie de imágenes neutrales y emocionales mientras realizaban una tarea que exigia de su atención. En esta ocasión los investigadores evaluaron la actividad cerebral de los participantes mientras completaban una actividad cognitiva.

Artículo relacionado:
Declive de la inteligencia en la infancia puede augurar psicosis en la adultez

Los investigadores concluyen que la falta de sueño afecta nuestra distinción de lo que es emocional y lo que es un evento neutral. Esto provoca que sintamos un huracán de emociones, aún cuando los eventos no son muy importantes y hace que perdamos nuestra habilidad para organizar y descartar la información. Esto también ayuda a entender porqué es tan importante que las personas con trastorno bipolar tengan una buena rutina de sueño.

Así que ya sabes, deja de quedarte despierto hasta tarde (esto va para mi también) y dale más importancia a tu descanso. Así estarás más relajado y tendrás un mejor balance de tus emociones y de tu vida.

La investigación completa está disponible en la revista Journal of Neuroscience.

Fuente: ScienceDaily